Los expertos han dicho que las fotografías son la mejor manera de transmitir experiencias y lograr que tu audiencia se sienta parte de ello. Sin embargo, no todo el mundo tiene habilidades para capturar imágenes impactantes o tener una cámara profesional.

Hoy en día, la calidad de las fotografías es un aspecto fundamental para el éxito de cualquier negocio online. Antes de nada, debemos tener claro cuál es el propósito de nuestras imágenes. La mayoría de los vendedores utilizan sus productos como simple información complementaria, pero queremos que nuestras imágenes sean más que eso, deben ser el vehículo que transporta a tu potencial comprador a una experiencia cercana a la realidad y dejarle experimentar o percibir de la manera más cercana posible los beneficios o características reales de lo que deseas venderle. La fotografía siempre ha sido una herramienta imprescindible para los comerciantes, pero ahora cada vez es más importante en las pequeñas empresas. Muchos negocios que no pueden permitirse el coste de un fotógrafo profesional lo hacen ellas mismas o contratan a personas que saben captar imágenes y las utilizan para sus redes, etc.

Hoy en día el mundo está invadido por la publicidad, a tal punto que a veces es imposible no ver alguna. Pero las peores campañas siempre son aquellas que más insisten en llamar la atención del consumidor, y lo hacen con fotografías mal tomadas o con un tipo de imagen poco original o nada profesional, no caigas en ese error.

¿Te has preguntado cómo hacer que tus fotografías de productos resulten atractivas?

1. Controla el encuadre: La mayoría de las fotos de productos se toman desde un ángulo plano. Intentar variar la perspectiva puede ayudarte a crear una imagen más interesante.

2. Toma fotografías descriptivas con buena iluminación, usa fotos de calidad que estés seguro de que vas a utilizarlas en el futuro.

3. Busca una cámara o teléfono celular con la mejor resolución posible y toma varias fotos de práctica con ángulos varios y en lugares diferentes.

En definitiva usa esta guía práctica:

  1. Solo usa fotos de la mejor calidad posible.
  2. Siempre que puedas usa una cámara profesional
  3. Nunca tomas tus fotos a contraluz o en lugares poco iluminados
  4. Busca un fondo adecuado sin distracciones u objetos, personas, mascotas, etc
  5. No olvides almacenar tus fotos en servicios en la nube como Google Drive, Dropbox.com, etc.

En la era digital, son muchos los que están interesados en aprender a tomar fotografías de producto. Si necesita consejos adicionales o desea intercambiar ideas con otros profesionales, no dude en buscar apoyo en grupos de fotógrafos en línea o seguir tutoriales en YouTube y servicios afines. Sin duda la fotografía de productos es una tarea importante para acercar los productos a los consumidores.

Finalmente recuerda, que cuando creas una imagen, no solo estás describiendo lo que ves, también estás diciendo algo sobre ti y tu marca.

sobre el autor

Related Post

Deja una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *